En el anime hay algunos personajes que se destacan por su extraño sentido de la moda, y hoy mencionamos a algunos de los más famosos:

5. Rock Lee de Naruto

Rock Lee, un ninja de rango Genin cuyas habilidades se centran en la fuerza física y la velocidad de movimiento. Es un personaje de creencias firmes y voluntad de hierro que sigue los pasos de su maestro, Guy, por lo que también se viste igual que él, con un traje de licra verde, calentadores naranjas y su protector rojo atado a la cintura. 

4. Bobobo-bo Bo-bobo de Bobobo-bo Bo-bobo

Bobobo es un protagonista muy entrañable, con un sentido de la justicia implacable y unas habilidades y fuerza en combate inigualables, pero su atuendo de héroe deja mucho que desea. Unos pantalones negros, pegados y rotos por los tobillos, intentando ser moderno, con una camisa azul que le queda corta y muy pegada, tanto que no sabemos si lo que marca en sus hombros son los reales o dos bolas que se ha puesto como hombreras. Además de su característico afro dorado. 

3. Bentham (Bon Clay) de One Piece

Bentham, conocido mayormente como Bon Clay, un okama (travesti) que se enfrenta a Luffy en uno de los arcos de la historia. En su primera aparición va ataviado con un traje que bien podría pertenecer a una bailarina del lago de los cisnes y un abrigo rosa y blanco con su nombre escrito en la espalda. 

2. Bob de Fairy Tail

Bob es el jefe del gremio Blue Pegasus, uno de los gremios legítimos del reino de Fiore. Mientras que todos los jefes de gremio tienen un aspecto terrorífico y amenazante, Bob nos muestra una simpática cara. Es un personaje tierno y pacífico, pero quizá sea el peor vestido de todo Fiore, pues sólo lleva puesto un collar de anillos, una camiseta fucsia de tirantes que le queda demasiado ajustada y un pantalón de rayas lilas y púrpura. 

1. Saitama de One Punch Man

Saitam es un personaje casi invencible a pesar de su aspecto débil y casi cómico.  Su traje de superhéroe consiste en un traje completo amarillo que parece casi de plástico, guantes rojos y una capa blanca.  Y es que si no fuera por la capa fácil podrías confundirlo con un electricista, además su brillante calva hace que se tenga un aspecto aun más peculiar.