Los libros ha sido una fuente de inspiración para cientos de cosas, y los videojuegos no son la excepción.  Hoy te presentamos estos 5 videojuegos que probablemente no sabías que fueron inspirados en libros

5. Metro 2033

Este Shooter de supervivencia y horror fue inspirado en el libro Metro 2033 del autor ruso Dmitry Glukhovsky y al igual que el juego, la historia tiene lugar en el sistema de metro de un Moscú-post apocalíptico casi destruido por la guerra nuclear.  Artyom, el personaje del jugador, es el mismo protagonista de la novela y a diferencia de muchos de los juegos en esta lista, Glukhovsky aparece en los créditos del juego como escritor en la adaptación al videojuego.

4. Parasite Eve

Este videojuego es en realidad una secuela del libro también titulado Parasite Eve escrito por una farmacóloga llamada Hideaki Sena.   La extraña exploración de la biología humana de Parasite Eve no es algo que se encuentre en el género de terror más allá de nombres como Crichton y Cronenberg. El terror del cuerpo es una cosa, el terror bioquímico donde la mitocondria consciente pueda crear seres con la capacidad de escribir su propio código genético es algo completamente diferente.

3. Stalker

Esta es una serie de Shooter en primera persona creados por GSC Games World y se basó en el libro Roadside Picnic (Picnic al lado de la carretera) de los hermanos Boris y Arkady Strugatsky publicada en 1972.

En el libro, las Zonas son áreas restringidas visitadas y abandonadas por extraterrestres. Dejando así, estas áreas llenas de propiedades misteriosas y sobrenaturales que las han hecho muy peligrosas.

2.  The Witcher

Este videojuego esta basado en los libros de Andrzej Sapkowski, famoso escritor polaco que ha creado varias sagas con relatos de fantasía heroica y tanto los juegos como los libros cuentan con los mismos personajes.  En particular puedes ver la similitudes con “The saga” que se publicó entre 1994 y 1999.

1. Assassin’s Creed

La productora del juego, Jade Raymond, la primera entrega de esta emblemática saga fue inspirada en el libro Alamut escritor por Vladimir Bartol en 1938.  En este libro se desarrolla en la ciudad de Alamut, la cual es una fortaleza persa localizada a 60 millas de lo que ahora es Teherán. A inicios del Siglo XI, este lugar fue controlado por un misionero llamado Hassan-i Sabbah y sus asesinos. Todo los hechos históricos usados en la novela fueron adaptados al universo de Assassin’s Creed.