Todos en algún momento de nuestra vida hemos visto una serie traducida al español, sobre todo cuando eramos pequeños, pero la pregunta que suele surgir es.. ¿será de verdad una traducción fiel del japonés?

En lo primero en lo que hay que pensar es en los nombres; en las series antiguas muchos nombres fueron cambiados en la traducción para que fuera más fáciles de recordar, por ejemplo a nuestro recordado futbolista Oliver Atom, cuyo nombre original es Tsubasa Osora.  Aunque hoy en día las compañías que distribuyen el anime ya no permiten que estos cambio de nombre tan drásticos sucedan.

248

Otra cosa a tener en cuenta es la censura, ya que la mayoría de las series van dirigidas a niños, es normal que algunas cosas se cambien para “proteger la inocencia de los pequeños”.  Por eso es que ahora en Dragon Ball Z Kai vemos como Vegeta solo se refiere a los demás como “Insectos”, en lugar del original “Malditos Insectos”.

249

Otra cosa que se toma en cuenta es el contexto, ya que muchas bromas y situaciones sólo se pueden entender si estas familiarizado con el contexto japonés, muchas veces estas cosas se cambian para que todos en Latinoamérica seamos capaces de entenderlas.

250

Lo cierto es que el anime traducido esta hecho para el público que no está tan familiarizado con el mundo del anime, y para los niños que aun no son capaces de leer a la velocidad que van los subtitulos.   Así que si no quieres perderte de nada, es mejor que veas las series en su idioma y voces originales con subtitulos.

252